Caonismo, en su primer torneo

MONTERREY, Nuevo León.- Tigres estuvo cerca, pero se quedó finalmente a la orilla frente a León al caer 2-1, por lo que el empate 3-3 lo deja fuera por su posición en la Tabla y los auriazules de inmediato comenzarán a pensar en el Clausura 2022. 

En su primer torneo al frente del equipo de la UANL, Miguel Herrera alcanzó las Semifinales y pudo lograr varios cambios positivos en la institución, en la nueva era bajo su mando. 

A pesar de que André-Pierre Gignac, el referente ofensivo de Tigres en los últimos años y goleador histórico del club, se vio afectado por las lesiones y por debajo de su nivel, el Piojo pudo hacer funcionar el ataque universitario. 

Tigres concluyó el torneo como la mejor ofensiva del Apertura 2021, con 26 anotaciones a favor y también con Nicolás López como campeón de goleo individual con nueve tantos, igualado con Germán Berterame del Atlético de San Luis. 

El Diente tuvo un cambio radical de nivel y actitud con el cuadro de San Nicolás, a pesar de que sufrió una operación de apendicitis durante el certamen, supo aprovechar las oportunidades que tuvo y responder a la confianza de Herrera

Carlos González y Luis Quiñones supieron realizar su papel en el ataque de los felinos; mientras que el Piojo supo sacarle provecho a otros jugadores en nuevas posiciones o incorporando de la mejor manera a los refuerzos. 

Juan Pablo Vigón sorprendió la rapidez y buena adaptación que tuvo con el grupo de jugadores en su primer semestre con Tigres y fue considerado por la afición y los medios como el mejor refuerzo del equipo, por encima de Florian Thauvin, quien batalló con las lesiones. 

Las nuevas ‘posiciones’

Miguel Herrera supo echar mano de Javier Aquino y le dio un segundo aire en su carrera, al convertirlo en el ‘comodín’ de Tigres, al utilizarlo como lateral, extremo y hasta de interior, por lo que el oaxaqueño retomó su nivel de juego. 

A Guido Pizarro, le encontró acomodo en su once titular como tercer central, posición en la que el capitán de los felinos supo desempeñarse de buena manera, para darle solidez a la zaga de Tigres. 

El Piojo demostró la madurez que ha alcanzado como entrenador, al saber lidiar y llevar a jugadores con el carácter como el de Carlos Salcedo,  para hacerlo rendir y dar su mejor versión con los universitarios. 

El inicio del torneo no fue fácil para Miguel Herrera y que sus pupilos se amoldaran  a un nuevo sistema de juego, tuvo rachas de hasta cuatro partidos sin triunfo, pero finalmente el potencial del estratega y su plantilla, los llevó a terminar el torneo con 28 puntos y como cuartos de la Tabla General

Sin duda, el primer torneo del ex técnico de la selección mexicana con Tigres es aprobatoria y ahora se enfocará a continuar trabajando y puliendo su estilo, así como planeando mejorar las posiciones donde haya oportunidad para el Clausura 2022.

Entre otros temas


Visita rentar quinta en monterrey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *