no es por el agua, sino por el nuevo estadio de Tigres

El encontronazo entre Samuel García y Grupo Multimedios va más allá de una toma de agua clandestina, y tiene que ver con el proyecto más anhelado del ‘gobernatore’: un nuevo estadio para sus queridos Tigres de la UANL.

Recordará el lector que el mandatario denunció este miércoles que el Estadio de Béisbol Monterrey, sede de los Sultanes de la LMB, está robando el nunca tan preciado líquido, y que Milenio -parte del conglomerado que es dueño del estadio y el equipo- respondió acusándolo de recibir aportaciones ilegales durante su campaña electoral.

Pues nos dimos a la tarea de investigar qué estaba pasando realmente y resulta que el agua en estadio sólo es una excusa de García Sepúlveda para atacar a Multimedios, empresa que se interpone en la construcción de una nueva sede para los Tigres.

Las columnas más leídas de hoy

Recordemos que el emecista tuvo como una de sus principales promesas de campaña el nuevo estadio y a estas alturas podría ser su único compromiso cumplido, pues ya vimos lo que hizo con la protección a mujeres y el abasto del agua.

Sin embargo, el proyecto del estadio se ha encontrado con todo tipo de barreras que empiezan con Cemex, empresa dueña de los Tigres cuyos dueños ya advirtieron que no pondrán un peso y sólo se comprometen a dar cemento barato para la obra. Nada más, nada menos. Y el consorcio que Samuel García hizo con unos empresarios dudosos con los que CEMEX no quiere tener nada que ver.

Otro problema es el asunto de los terrenos, y aquí es donde entra Multimedios. Quien conozca la Zona Metropolitana de Monterrey sabe que el Volcán está sobre la avenida Manuel L. Barragán, en terrenos de la UANL, y adyacentes se encuentran tanto el estadio de la Liga Infantil de Futbol Americano de Monterrey (AFAIM) como el estadio de los Sultanes, con su respectivo estacionamiento.

Pues bien: Samuel García necesita sí o sí del estadio infantil y el estacionamiento de los Sultanes para su proyecto. Por ello, se reunió en plan nada amistoso con ambas partes y la AFAIM terminó por dar su brazo a torcer, mientras Multimedios se mostró con ganas de jugar a las vencidas.

Este desencuentro habría sido el causante de que el Gobierno de Nuevo León destapara el affaire del agua robada, con la respectiva respuesta del grupo empresarial.

¿Qué sigue en este pleito que nos hace recordar a las mafias italianas? Nos dimos a la tarea en Barruntos Políticos de meternos hasta el fondo y barrios más bajos de Nuevo León para dar con la verdad y nos dicen que Samuel García se metió en honduras por su capricho inmobiliario sin saber que Milenio (supuestamente) tiene en su poder audios comprometedores del gobernador dando órdenes y algo más, dejémoslo en algo más.

Así, todo indica que Pancho González tiene en su poder una bomba que haría al gobernador anhelar los días en que sus grandes problemas eran las desapariciones de mujeres o el nivel de la Presa La Boca, dando órdenes y algo más a diputados locales y su gabinete. Milenio anda pregunte y pregunte que quién los tiene y nos dicen que ya los consiguieron… ¿Los sacarán?

Entre otros temas


Visita rentar quinta en monterrey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *