San Cadilla Norte – 15 Junio 2021

FALSO PATRIOTISMO Y FALSO NACIONALISMO

Aaah, cómo hay gente tan…

Ayer, como ya sabemos, el señor Rogelio Gabriel Funes Mori anunció que ya es mexicano y que tiene los mismos derechos que tú, que tu primo, que tu abuela, que el sancho que aún no conoces, pero que rooonda tu vida… y que Doña Sanca.

Eso nos lleva a que será llamado a la Selección Nacional y que jugará la Copa Oro que iniciará en la segunda semana de julio.

Me da muchísimo gusto que el señor Gerardo Daniel Martino, DT del Tri, no piense como muchos falsos nacionalistas y puritanos de la nacionalidad.

Miren que decir que si se apoya el llamado a naturalizados es porque somos malinchistas… pfff.

¡Cuándo van a entender que lo que importa es la calidad y no la nacionalidad!

Por suerte Martino no voltea a ver a esos nacionalistas que se envuelven en la bandera y se tiran del último piso la torre BBVA, la más alta de la CDMX (está en Reforma, casi con Chapultepec).

Ojalá ya pronto se oficialice el llamado del atacante Pandi, porque de los mexicanos sólo Raúl es mejor que él en el ataque. Nadie más.

Para los nacionalistas es mejor que llame al “Paleta” Esqueda, que no le metía gol ni a la portería que ponen en el anuncio de Tecate, esa grandísima, que a un real matón del área, como lo es Rogelio.

Los que crean que pienso así porque es un jugador “regio”, están equivocados, porque mi Judas Pandi me ha dicho varias veces que le caigo mal (a Funes) y me ha negado entrevistas dos veces.

Sería un chicharronero si por eso no lo aplaudo. Aunque piensa eso de mí, yo pienso lo contrario y aplaudo que Martino lo llame aunque no haya nacido en México.

Para el Tri y cualquier equipo, mil veces la calidad que la nacionalidad.

¿Si ustedes tuvieran un negocio y el encargado fuera un mexicano y les diera a ganar 100 pesos al mes y llegara un alemán y les da a ganar 500, ¿a poco dejarían al mexicano por ser de este país y no al que les da más resultados?

Entonces compren puros productos mexicanos y no adquieran nada que venga fuera del país… pfff.

PD: Basta con el falso nacionalismo.

SE LA APLICARÁN

En cuanto llegue el “Gracias” de Rayados y el “Bienvenido” de Bravos de Ciudad Juárez, el señor Hugo Alfonso González Durán vivirá un “dejá vu” de hace tres años. Se la habrán aplicado de nuevo.

En el 2018, tras finalizar el Clausura y ser eliminados en Cuartos de Final, fue de las cabezas que pidió la afición y la respuesta del presidente Duilio Davino fue: “Sí, eso (descontento de la afición) también va a entrar en el análisis. A nosotros realmente nos gustaría que durante el partido no existiera el abucheo porque sí le influye mentalmente al jugador, pero se respeta siempre a la afición y eso es parte del análisis”.

¿Y qué pasó?

Pues que se fue prestado a un equipo modesto como Necaxa y en su lugar vino un portero argentino consagrado, con nombre, internacional, como Marcelo Barovero.

Tres años después, también en verano y después de ser echados en Cuartos, pasó lo mismo, los seguidores Pandis exigieron, rezaron, rogaron, clamaron, suplicaron de nuevo por la salida de Hugo y Duilio ha repetido el discurso: “Yo creo que hay que revisar todo para tomar decisiones, en el tema directo de Hugo, también valoraremos eso (el entorno con la afición) para tomar una decisión”.

Total, en el análisis directivo, su afición tiene razón de nuevo.

Y de nuevo Hugo será prestado a un equipo modesto como Bravos y en su lugar viene un portero argentino consagrado, con nombre, internacional, como Esteban Andrada.

CALMADOS

Y los que, aunque usted no lo crea, están ansiosos esperando un comunicado de su club, así como los aficionados Pandis, son los del Atlas.

Como lo leen, los rojinegros suplican por tener el anuncio oficial de la llegada de Julián Quiñones, y más porque el domingo se emocionaron al ver que su novia le organizó una fiesta de despedida con decoración de globos negros y rojos.

La realidad es que ya está prácticamente arreglada su llegada, peeerooo falta un detalle importante, y no me refiero a la firma, que eso vendrá después obviamente, sino a la realización de los exámenes médicos y físicos.

Y no es por echar la sal ni nada, pero hay que recordar que el año pasado de cara al Guardianes 2020, Jeison Lucumí, del Querétaro, ya estaba apalabrado con los Rojinegros, pero al hacer las pruebas de cajón detectaron que el jugador estaba lesionado y no quisieron arriesgarse a tener un elemento que sólo vendría a rehabilitarse.

Se las están haciendo de emoción ¡con Quiñones!

PD: Si en Monterrey Julián andaba de cantina en cantina… ¡imagínense ustedes viviendo en Guadalajara, la ciudad de la perdición de los futbolistas!

EL CASO LEO

Leo Fernández parece que ya libró la guillotina en Tigres, pero déjenme decirles a los que lo aman como si fuera Leo Messi, que no canten victoria.

Leo está siendo examinado y lo será a fondo por los preparadores físicos de los Tigres en la pretemporada, ya ven que les están haciendo todo tipo de pruebas físicas allá en la Riviera Maya, el asunto no paró en lo que vieron en Medicina del Deporte la semana pasada.

Ya en las pruebas físicas y exámenes médicos fue uno de los jugadores que fue supervisado por Óscar Escobar y José Rangel, auxiliar técnico y prestador físico, y sobre todo dos hombres de mucha confianza de Miguel Herrera.

“Lo fueron a ver a las pruebas y le checaron muy bien todos sus resultados; ya alguien les advirtió que Leo tiene un poco de complicaciones con la masa muscular. Es un jugador fuerte, pero necesita más físico para lo que hoy en día pide el equipo y allá en la playa será con lupa lo que le supervisen en los entrenamientos; quieren ver su resistencia porque condiciones tiene, pero no tiene totalmente seguro su lugar”, me reveló mi Judas Felino.

Con las salidas de Julián Quiñones y Jordan Sierra, los 10 cupos de extranjeros están completos. Más allá de que muchos imaginaron que Rafa Carioca se iba porque no viajó el jueves a la pretemporada y se dejaron llevar por fotos publicadas en su Instagram y en el de su esposa donde andaban como si estuviera de vacaciones, pero lo único fue que las subieron para festejar el “Día dos namorados”, allá es el 12 de junio, no el 14 de febrero.

La imaginación voló y hablaban de una rebelión de Carioca que ahora sí se iba al Gremio, pero la única verdad es que se quedó en la Ciudad por sospechas de Covid-19, y tras disiparse las dudas, el domingo se unió a sus compañeros con el otro ausente, Luis Quiñones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *