San Cadilla Norte – 22 Mar 2021

FUERA, TUCA

Ja, no se me emocionen mis Anti Tucas.

El señor Ricardo Ferretti de Oliveira estará fuera de los Tigres, pero sólo unos días.

“Tuca” fue operado de la cadera el sábado pasado, por lo que hoy el equipo será entrenado por los señores Marco Antonio Ruiz García y Anselmo Vendrechovski Júnior, mejor conocidos como “Chima” y “Juninho”.

La Fecha FIFA le viene bien a Tigres para, al menos, no caer más bajo, si seguían jugando así también se iban sin tiros a gol contra el ultra goleado Querétaro. Pero bueno, esperemos que este descanso -inmerecido, pero necesario- que recibieron de tres días sirva de algo.

Igual y la ausencia de “Tuca”, por al menos 10 días, sea de ayuda para aclarar ideas para todos.

Ahí, desde su habitación en la Clínica 6 (Ja, ja, ja), con vista a la Avenida Universidad, y luego desde la comodidad de su casa, ojalá “Tuca” tenga el tiempo de calma para ver cómo le hace para que estos Tigres dejen de jugar como coleros, porque ahorita eso son, coleros.

Nada más Pumas y Chivas, semifinalistas del torneo pasado, están debajo de ellos, además de Necaxa y FC Juárez.

Y no veo a la afición unamita y chiva pidiendo las cabezas de sus técnicos como se pide aquí la de Ferretti y eso que sus equipos no fueron designados ayer por la IFFHS como el Equipo de la Década de la Concacaf.

¿JUSTICIA CIEGA?

La herramienta que llegó a México hace poco más de 2 años con el objetivo de hacer el futbol más transparente ahora es la causante de todas las sospechas.

Sólo faltaron las fanfarrias en el Torneo Apertura 2018 cuando, con el supuesto fin de volver el juego más justo, el Video Assistant Referee (VAR) hizo su entrada triunfal en la Liga MX. La idea de que los árbitros pudieran apoyarse en la tecnología para corregir los errores manifiestos era por demás atractiva. Muchos hasta bromearon con la idea de que el América ya no ganaría títulos. Y entonces apareció el Atlas.

Lo ocurrido este fin de semana en los partidos donde estuvieron involucrados el Atlas y el Atlético San Luis es, sin duda, algo muy grave porque lo que está en juego es la credibilidad no sólo del VAR, sino de todo el futbol mexicano.

Al San Luis le anularon 3 goles ante Pumas y aunque 2 los habría invalidado hasta un árbitro ciego sin necesidad de que el VAR actuara, el primero sí deja muuuchas dudas, el mismo día en que el VAR casi le da en cajita con moño un penal al Atlas.

Luego luego los malpensados apuntan a que la razón para que se desatara este show entre San Luis y el Atlas es la pelea por ahorrarse 50 millones de pesos.

Hace casi un año, medio mundo puso en el grito en el cielo cuando los directivos del futbol mexicano erradicaron, por 5 años, el descenso de la Liga MX. Todos los dedos apuntaron hacia el Atlas, de Grupo Orlegi, como uno de los principales beneficiados de la medida; el tiempo le dio la razón a los suspicaces por los malos resultados de los rojinegros.

A cambio, como “consuelo”, se dijo que los 3 peores equipos en la Tabla de Cocientes (que promedia los puntos obtenidos por los clubes entre los partidos jugados, en máximo 6 torneos) debían pagar una multa. El artículo 24 del Reglamento de Competencia de la Liga MX establece que el sotanero tiene que mocharse con 120 millones de pesos, el penúltimo con 70 y el antepenúltimo con 50, dinero que se va a las arcas de la llamada Liga de Expansión.

Y, ¿qué creen?, que ni así el Atlas evadió la mediocridad. Hoy continúa como el último de la Tabla de Cocientes y solo parece tener al alcance una tablita de salvación…

¿Adivinan de quién se trata? Pues claro, del Atlético San Luis.

Síganle.

VERGONZOSO

Al Atlético San Luis le anularon 3 goles el sábado, y perdió 1-0 contra Pumas. Lo vergonzoso es que desde el minuto 7 el arbitraje ya hacía de las suyas, cuando Marco Antonio Ortiz consideró que en el gol de Nicolás Ibáñez había falta sobre Alfredo Talavera (guardameta que no tenía absoluto control del esférico cuando se le fue de las manos), y el VAR validó la decisión. Después, al propio Ibáñez le marcaron una mano previo a una asistencia a Juan Manuel Izquierdo. Más tarde, otra vez le echaron para atrás otro gol.

Curiosamente, en el juego del Atlas ante Cruz Azul se marcó un penal del “Shaggy” José Joaquín Martínez sobre Aldo Rocha, jugada en la que casi casi el cruzazulino sólo le sopló, pero el rojinegro cayó desplomado.

Dirán que soy muy mal pensado, pero, si acaso es así, no soy el único.

Mi querido amigo Paco Villa fue contundente, en su cuenta de Twitter: “Queda claro que hay una indicación para que el VAR intervenga en todas las jugadas que puedan ir al marcador de los juegos del Atlas y San Luis. Eso es antirreglamentario porque el VAR sólo debe actuar en errores flagrantes. Alguien está interfiriendo en los resultados”.

David Faitelson, columnista de CANCHA, le agregó calor al tema: “Tampoco sería raro que, en el futbol mexicano, existiera todo un ‘complot’ y una ‘guerra sucia’ en ‘la lucha’ por no pagar los 120 millones de pesos. Para ser claros: veo al arbitraje cargado en contra del San Luis y favoreciendo al Atlas… ¿Coincidencia o realidad?”.

NO SON SÓLO 50 MILLONES

Aguas, compas, aguas…

En todo este embrollo, no se vayan con la finta de que lo único importante son los 50 millones de pesos de diferencia entre lo que tendría que pagar Atlas si queda último o penúltimo de la Tabla de Cocientes… Hay una cosita más: si los Zorros quedan últimos de la Tabla de Cocientes, no importa que sean líderes de este torneo, no podrán jugar la Liguilla. ¿Saben cuántos millones de pesos hay ahí?

Creo que más de 50 y creo que es mucha coincidencia que las cosas se hayan puesto color de hormiga para San Luis justo cuando el Atlas está en la parte alta de la Tabla, ya no en los puestos de lagrimita de la Repesca, sino acariciando los que dan acceso directo a la Liguilla…

¿Estaría la situación igualita si el Atlas siguiera entre los 3 últimos del Guardianes 2021?

Se me hace que no.

Y es que no es sólo la lanísima que se perdería, sino el ridiculazo que significaría para los dueños del Atlas que su equipo termine entre los primeros del torneo y no acceda a la Liguilla por un reglamento que ellos mismos avalaron.

¿Tú qué piensas?