San Cadilla Norte – 26 Abril 2021

EL CAUDILLO RAYADO

El Clásico Regio 125 dejó ecos que sonarán por un buen tiempo. Será un duelo muy recordado porque tuvo los ingredientes que un partido de esa naturaleza requiere.

Por un lado Rogelio Funes Mori sin poder rebasar los 121 goles de Humberto Suazo y por otro lado André-pierre Gignac rebasando a Claudio Núñez como máximo anotador felino en Clásicos con el noveno gol a Pandi.

Por un lado Nahuel Guzmán de nuevo figura y por otro lado Hugo González de nuevo con desfiguros en un Clásico.

Pero sin duda el del sábado fue el nacimiento de un nuevo caudillo en Rayados, el señor Sebastián Vegas.

Al ver el desastre que ha sido su equipo en los últimos tres partidos que han perdido, la afición Pandi rescata lo hecho por el chileno que además de la calidad que ha mostrado a lo largo de la temporada, ahora, al ver que perderían el Clásico al menos demostró que le corre sangre en las venas, que le duele perder.

El resto de los que estuvieron en la cancha, pareciera que estaban perdiendo contra el San Luis en la Fecha 3, no ante Tigres en la Jornada 16.

Desde hace años Rayados carece de jugadores con hu… con sangre en las venas.

Aaah, pero vamos al otro lado de la moneda. Aquí vemos todo, no nada más el que nos conviene, eso es lo bueno de escribir sin colores, sin la playera puesta.

Si ha sido Rafael Carioca el que empuja al árbitro (motivo de suspensión), se le cuadra a un rival, le hace la señal del dinero al cuarto árbitro y sale echando patadas, llevándose de encuentro la imagen de la Liga MX, ya veo la lloradera en Twitter.

Esos que ven a Vegas como caudillo verían a Carioca como un mal perdedor y estarían pidiendo a tuitazos que la Comisión Disciplinaria le dé varios partidos de castigo.

Lo hermoso que me valga mother de quien escribo.

TAMPOCO JUEGA

Casualidad o no, pensando mal o no, pero el hecho es que Sebastián Vegas de nuevo no jugará contra Mazatlán, equipo que se lo vendió a Rayados.

En el torneo pasado ni a la banca salió y ahora se hizo expulsar. Eso de “estuvo condicionado en la venta”, sería el lloradero en la tribuna.

VIOLENCIA EN EL UNI

En cuanto comenzó a circular el video tomado por una aficionada que decía que varios seguidores de Tigres habían golpeado a un aficionado Rayado, el reportero de CANCHA que estaba en el Uni se movió desde el palco de prensa hasta la puerta donde se dio la agresión.

Ya habían pasado varios minutos, la raza se había dispersado y la ambulancia ya se había ido, y todos hicieron silencio. Los encargados de la seguridad que fueron cuestionados dijeron desconocer el incidente. (Que les crean los de arriba).

Un acto como ése no puede pasar desapercibido, por eso CANCHA investigó y dio con el seguidor albiazul agredido, quien tuvo que pasar la noche en el hospital por la golpiza que recibió y derivó en una costilla fracturada y golpes en la cabeza. Pero no como se había dicho.

El hincha no quiso dar entrevistas por una cuestión de seguridad personal, ya no quiso exponerse más.

Sin embargo, en su Facebook ya había posteado sobre el incidente. Además de publicar el reporte médico, escribió: “Afortunadamente sólo fue una costilla, sigo vivo para todos lo que me hacen muerto; después va la mía, no hay pedo”.

Violencia genera más violencia y esto parece el cuento de nunca acabar. El seguidor Pandi no aprendió nada de la mala experiencia.

Los principales culpables son los decenas de “animales retrógradas”, que hay en ambos equipos, porque no se les puede decir de otra manera, que vestidos de amarillo decidieron darle una golpiza a alguien del otro equipo. No hay razón alguna para hacerlo.

Ellos son los culpables, pero los responsables que no previnieron que esto sucediera deberían dar la cara, al menos aceptar que la situación se salió de control, porque no es normal que esto haya ocurrido en plena puerta del Estadio Universitario. (Perdónenlos. Es que son nuevos en el club).

¿Dónde estaba la vigilancia de San Nico? ¿Dónde estaban los de seguridad privada que contrata Tigres? ¿Dónde estaba Fuerza Civil?

Está claro que son varios los que fallaron y hasta ahora nadie ha dado la cara.

Nomás falta que culpen a los medios. (No lo dudo, porque en una semana han llamado a varios. Esta administración me hace recordar a Andrés).

Llama la atención que hacía años que no se registraba un incidente así en el Uni. Cuando el señor don Alberto Palomino Garza se encargaba del operativo de seguridad, la casa de los Tigres tenía récord de varios años sin tener que reportar saldo rojo.

Quizá algún pleito de borrachos, uno contra uno, pero nunca una golpiza de muchos contra uno y en plena puerta del estadio.

Van dos partidos con aficionados y en ambos hubo incidentes que dejaron mal parados a los nuevos directivos.

¿PARA ESO QUERÍAN VOLVER?

La entrada del sábado en el Uni, de 12 mil 225 aficionados, fue la segunda mayor desde que volvió la gente a los estadios en la pandemia, superada unas horas antes por los 12 mil 740 aficionados que fueron al Estadio Jalisco al Clásico Tapatío.

Pero ni porque era la tercera parte de la gente que normalmente va, los cuerpos de seguridad tuvieron una noche tranquila, al contrario.

“Hubo menos gente y salieron más broncas. No pudimos controlarlo todo. La raza Tigre se ganchó y tuvimos que sacar a varios Rayados antes de que se acabara el juego”, me contó mi Judas Uni.

“La gente se volvió loca, porque más allá del resultado, los ánimos de la cancha se pasaron a la tribuna. Nos costó más de lo normal”.

Y si a eso le agregamos que en el sonido local en un par de ocasiones pusieron un pedacito del “Poropopó, poropopó, el que no salte es…” para incitar a la gente a que le cante en contra a los Rayados…

Están pasando cosas negativas en el Uni que antes no pasaban.

Muy mal la seguridad… y más el sonido local.

MUY CERRADO

A falta del Pachuca vs. Santos de esta noche donde Rayados le va a los Tuzos y Tigres a los Guerreros, lo único seguro ahora en el torneo es que Cruz Azul será 1, América 2 y que Necaxa, San Luis y Juárez están eliminados.

La zona de Liguilla se moverá entre laguneros, Puebla y Pandi. Y por ahí igual hasta el León se mete.

Luego en Repesca están todos pegados, Toluca, Atlas, Chivas y Tigres tienen 22 puntos. Mazatlán y Querétaro también están a tiro con 21 unidades.

Y Tijuana (19), Pumas (18) y Pachuca (17) quieren meterse.

¿Será que habrá Clásico Regio de Repechaje? Es lo que le falta a esta rivalidad en los últimos años.