San Cadilla Norte 9 Dic 2020

A’I TA’…

¡Aaay, Diosito Santo, lo que uno escucha por otras partes, pero bueno!

Señores, hoy, como se los adelantamos desde el lunes en CANCHA y aquí en la columna, se dará la firma de la extensión de convenio entre la UANL y Sinergia Deportiva, o sea, CEMEX.

Les conté que la relación seguirá por 30 años más para cuando termine el primer convenio, que es en el 2026.

A ver qué tanto se animan a revelar hoy los mandos de Cemex y la UANL en el evento al que convocarán a la prensa por la tarde en el Estadio Universitario.

Por lo pronto -hoy en la tarde- se anunciará lo que ya se escribió aquí y se resume a la remodelación del Uni para dejarlo casi como nuevo; eso es ya inminente.

Que la UANL tendrá más, muuuchos más beneficios que no tenía en el primer acuerdo, como una aportación anual de 50 millones de pesos para becas y otros rubros de la UANL; que deben resaltar y destacar la identidad de ambos con la famosa “U” que ayer les conté, además de tener una interacción y vínculos fuertes y muchas, la neta, muchas cosas más.

Mi Judas Sinérgico me dijo que me dará más detalles hoy, pero que prácticamente es lo mismo que aquí ya les dije, una relación larga y duradera con beneficios para ambas partes, como antes sobre todo para la Uni, no se habían tenido.

En Tigres quisieron desviar el tema y no decir nada, incluso me dijeron que sería después, pero no cuentan con que tengo Judas en todas partes: ahí en el Uni, en las oficinas, en Cemex, en la UANL, en Rectoría, en Ricardo Margáin, en Gobierno y hasta en las casas de cada uno de los dirigentes.

“Pero, pero… por qué se la dan a eeellooos”, me contó un Judas que llamaron llorando a Sinergia y la UANL dos que tres para reclamar que por qué la sacamos en exclusiva en CANCHA.

No se confundan, señores, para sacarlas hay que investigar y no esperarlas sentaditos en la oficina.

Jalando así en la office hasta mi Sanca Madre tendría notas.

PD: ¡A jalaaar!

LLEGA MAÑANA

A Monterrey, a Monterrey.

Si no se cambian los planes, el señor Javier Aguirre Onaindia estará llegando mañana 10 de diciembre por la noche a la Ciudad.

¿A las 7:00 de la noche?, ¿a las 8:30 de la noche?, pos depende de los vuelos, pero eso es lo que me comenta mi Judas Pandi de Oficina.

“Tengo entendido, porque eso oí en una reunión que tuvimos (quiero pensar que por Zoom o por Teams), que ya está en México, pero que aquí a Monterrey llegará hasta el jueves en la noche”.

LAS PANDIS

Las Rayadas andan motivadas sobre una nueva Final de Liga ante Tigres.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, hay que tomar en cuenta que una Final también genera presión y, sobretodo, si se trata del Clásico Regio.

Uno de mis Judas que tengo ahí me reveló dos episodios que ocurrieron en la vuelta de Semifinales ante América, y ambos sucedieron en el campo y que habla de lo metido que está el cuerpo técnico.

En los últimos cambios que realizó Rayadas, una de las jugadoras que entró extravió sus espinilleras en ese momentos que justo iba a entrar de cambio.

Eso hizo encabronar fuerte a José Treviño, auxiliar de Héctor Becerra, quien se molestó tanto y preguntó que por qué la jugadora no tenía listas sus espinilleras.

Incluso, la jugadora tuvo que pedir unas prestadas a las de la banca, y como no se las dieron a la brevedad, Pepe pegó un grito de desesperación: “Chingada ma…, ¡las espinilleraaas!”, por lo que rápido se movieron para dárselas a la jugadora.

Aproveché el viaje para preguntar sobre Desirée Monsiváis, el cómo está viviendo una nueva Final.

“Es una líder del grupo. Le gusta hablar mucho y es de las que suele meternos esa picardía de cómo se deben jugar los Clásicos; ahorita está trabajando en su fondo físico porque vemos que ya en los últimos minutos le cuesta regresar o botarse, pero es una líder que tenemos y que esperemos marque diferencia en la Final”, me reveló mi Judas Femenil.

PD: ¡Ooouch!

EL ENOJO DE CARAGLIO

Tras la madre de todas las ridículas cruzazuleadas, hubo alguien que se fue enchilado del Olímpico Universitario el pasado domingo.

Me contó mi Judas Cruzazuleado que el delantero argentino Milton Caraglio no sólo echó al aire el “la concha de tu madre” apenas sonó el silbatazo final, el cual quedó registrado en un video, sino que también le expresó su molestia a su técnico Robert Dante Siboldi en la cancha.

Caraglio estaba que echaba fuego por la eliminación de los Celestes y al finalizar el cotejo salió a toda prisa y se fue en su propio vehículo, acompañado por Jonathan Borja y Pablo Ceppelini, casualmente 2 jugadores que estuvieron prácticamente de adorno en la banca celeste durante todo el torneo y que compartieron la muina de Caraglio.

Así que mientras la mayoría del plantel partió con el corazón partido en el camión cementero, Caraglio fue de los pocos que se largó por su cuenta.

Así que ese será otro punto que Siboldi deberá atender hoy en el retorno a los entrenamientos rumbo a la Concacaf Liga de Campeones.

POBRE LAINEZ

No, no… no hablo de Dieguito Lainez, que en el Betis no ve la suya, sino de su hermano Mauro.

Hace apenas unos días se anunciaba con bombo y platillo la llegada del delantero al América y hasta incluido estaba en la nómina azulcrema que encarará la Concachampions la próxima semana, todo antes de que resultara que dio positivo de Covid-19.

Dirán, pues qué mala suerte… Lo malo es que Mauro vive por segunda ocasión el Covid-19, me contó mi Judas de la Frontera.

El ex futbolista del Tijuana fue uno de los integrantes de Xolos que presentó la enfermedad durante el Guardianes 2020, cuando hasta la Liga MX tuvo que reprogramarles 2 compromisos.

Y resulta que Lainez fue uno de los afectados, me dicen que incluso tuvo síntomas y no la pasó nada bien, agregó mi Judas tijuanense.

De hecho, cuando Xolos estaba por disputar la Final de Copa MX, Mauro expresó que ganar el título sería un justo premio para un grupo que sufrió mucho en el torneo, y no solo porque en la Liga MX nomás no dieron una.

Así que ojalá que Mauro salga más fuerte de esto y pueda pronto integrarse de lleno al América, porque sin duda es su gran oportunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *