¿Sirven los billetes rotos? En Cúcuta le sacan provecho a los dólares, bolívares y pesos viejos


Al caminar por las inmediaciones del parque Santander, en el centro de Cúcuta, es común encontrarse en cercanía de las casas de cambio personas ofreciendo comprar billetes en mal estado, que los operadores cambiarios no reciben.

Esta actividad, que va en crecimiento por la dolarización no oficial de Venezuela, se ha convertido en el rebusque de muchos para llevar el sustento a sus hogares, en una ciudad en donde conseguir un empleo estable es difícil y la informalidad laboral está en 65,5%, según el informe más reciente del DANE.

Lea además: $30,4 billones gastaron los colombianos en cuidado personal y limpieza en 2022

Para Fernando Moreno, quien lleva 45 años como arrastrador, la llegada de venezolanos con dólares y bolívares se convirtió en una oportunidad para percibir ingresos. 

Comentó que “hay oferta de dólares, pero cuando están feos, rayados y manchados no  los compran las casas de cambio, yo sí, y me gano por cada billete alrededor de 1.000 pesos” al venderlos a otras personas que los requieren.

Moreno señaló que así devenga “lo del diario”, aunque no todos los días tiene la oportunidad de conseguir clientes con papel moneda en esas condiciones. 

“Este billete de 50 dólares, que es viejito, se compra a $3.000 (por dólar)”, manifestó Carlos Alberto Jordán, quien desempeña esa labor desde la época del auge de Cadivi, la Comisión de Administración de Divisas del vecino país que funcionó hasta 2014, y que otorgaba el cupo de dólares a los venezolanos y quienes venían de compras a Cúcuta.

Un billete de esa denominación en perfecto estado físico se transa en $4.450, en promedio, con los operadores legales.

Le puede interesar: Termotasajero incursiona en la generación de energías limpias

Igualmente, estos cambistas informales adquieren billetes mexicanos y chilenos, porque hay clientes que buscan esas divisas a bajo precio, debido a que tienen previsto viajar a esos destinos y allí se los reciben sin problema.

Bolívares por kilos 

Ambos cambistas informales indicaron que también le sacan provecho a la devaluada moneda venezolana, porque adquieren este papel por kilos. 

“Compro a $5.000 el kilo, para hacer figuras”, afirmó Fernando Moreno sobre los billetes emitidos en el vecino país en 2018, 2019 y 2020.

Agregó que los bolívares del más reciente cono monetario, conformado por cinco billetes y que circulan desde el 1 de octubre de 2021, los compra a 1,50 pesos por bolívar y los vende a quienes necesitan ir a San Antonio o Ureña o se los da a una de sus hijas, quien tiene un emprendimiento en la frontera venezolana.

(Carlos Alberto Jordán se gana la vida, en el centro de Cúcuta, comprando billetes deteriorados. / Foto: Leonardo Favio Oliveros-La Opinión.)

Carlos Alberto Jordán explicó que la elaboración de figuras con los billetes venezolanos es el sentido de su compra, porque esas creaciones las negocia hasta en $50.000. 

“En la casa tengo como 1.500 kilos. El billete marrón (100 bolívares) y el verde (50 bolívares) se está pagando a 1.000 pesos el kilo. Los llamados bolivarianos, que salieron después y antes del billete de un millón de bolívares, se paga a 4.000 pesos el kilito”, expresó Jordán.

Lea también: Conozca las 10 empresas manufactureras con más ingresos en Norte de Santander

Billetes colombianos rotos, otra oportunidad

Los cambistas informales destacaron que también persiguen los billetes colombianos rotos, pues el negocio está en pegarlos o arreglarlos y llevarlos al Banco de la República, que recibe este papel moneda.

Esta modalidad permite ganarse entre 30 y 50 pesos por billete, por eso la idea es llevar una gran cantidad, para lograr la rentabilidad. 

El Banco de la República, según lo establecido en la Resolución Interna N° 4 de julio 24 de 1998, cambiará por una especie equivalente los billetes deteriorados o fraccionados que le presente cualquier tenedor, siempre y cuando cumpla con los siguientes requisitos:

Ser auténtico. 
Tener impresión por anverso y reverso. 
Estar conformado de por lo menos tres quintas partes continuas, así estén en uno o varios pedazos. 
Exhibir en forma completa una numeración.
No estar asociados a modalidad de falsificación.

Según Banrepública, para solicitar el cambio de un billete deteriorado se debe llenar la forma electrónica BR-3-434-01.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir